viernes, octubre 13, 2006
9º día - Tokyo Game Show
24 de Septiembre – Contacto visual directo con Wii

Al fin había llegado el día que tanto estábamos esperando, el domingo 24, era el día que se cerraba el TGS 06 para los visitantes, pero aun nos quedaban siete horas para disfrutarlo.

No queríamos perdernos ningún detalle así que ese día madrugamos, a eso de las 8.30 de la mañana recuerdo que estábamos cogiendo el metro con dirección a la parada para después coger el JR que nos llevaría hasta la parada donde se celebraba la feria. Esperar, demasiado deprisa!! xD, el viaje no fue tan tranquilo, mientras buscando donde se Coria el tren se nos acerco una chica japonesa muy mona, y nos pregunto en perfecto castellano “¿Qué queréis saber?” nos quedamos O_o del todo, así que le explicamos a la parada que queríamos ir, y ella nos indico que era el mismo tren que cogería ella y su amiga. Una vez llego a su parada se despidió de nosotros, en castellano claro ^^.

Durante el trayecto en tren íbamos muy tranquilos, viendo los puentes, los edificios, las instalaciones de Disneyland, todo muy bien. Al rato como va siendo habitual nos mosqueamos, ese tren no se llena de gente con cara de TGS, donde leches vamos? Así que acabamos fijándonos en dos chavales que iban jugando a la DS y PSP, y supusimos que estos también irían…¬_¬’. Unos minutos más tarde ya estábamos otra vez algo mosqueados, así que me acerque a preguntarles si ellos iban al TGS, pero me pusieron una cara de extrañados que…, así que en la siguiente parada nos bajamos, y nos liamos a preguntar.

Al coger de nuevo otro tren, este si iba repleto de personas, tenia más pinta de ir hasta allí. Una vez llegamos, salir de la estación era bastante complicado, pero ya se olía donde nos encontrábamos, en las escaleras que bajaban del anden se anunciaba el Blue Dragon, el que para mi fue el juego del TGS.
Había muchos trabajadores indicando la dirección por la que debían ir a los asistentes, esto todavía fuera de los pabellones, desde la estación al recinto hay un buen trozo, un buen tramo para adelantar a todos los nipones que puedas, y así fue. Tonino y yo apretamos demasiado, a lo que Chuck no estaba dispuesto, aish, el más joven y con ese espíritu xD. Bueno el caso es que nos colocaríamos entre los veinte primeros de la entrada a un pabellón. Allí vimos de nuevo a los dos chavales, aquellos que nos pusieron la cara rara en el tren, que nos hicieron de alguna manera bajar del tren, esos, no se que hicimos pero llegamos al mismo tiempo que ellos, algo muy raro.

Nada más abrir los dos corrimos a interior buscando una Wii, pero no había manera de encontrarla, al menos en el pabellón en el que entramos, así pasamos stand por stand, como el de Tecmo donde Chuck se quedaría parado, y por el de 360 vigilado por el dragón del Blue Dragon. Nos preguntábamos donde estaba Sega?? y al fin dimos con ella, estaba en otro pabellón, donde había tres chicas jugando a la Wii, una al Sonic, otra al Bleach, y la ultima al Monkey Ball. Tres Wii’s más una cuarta que tenia el stand de Konami con el juego de Elebbits. Una gran desilusión por nuestra parte, íbamos con la idea de poder jugar a ella, pero bueno, nos tuvimos que conformar con verla.

Así que nos dimos un paseo viendo los diferentes stands, mientras Chuck seguía perdido. Nosotros picamos algo y volvimos a ver que tal era la PS3, la cual apenas ofrecía nada. Chiísmo cola para jugar a un juego a suerte, es decir te podía tocar cualquier tontería para jugar, que no había manera de poder elegir de ninguna forma, y así fue, nos toco el Virtua Fighter 5 a los dos, con mando de recreativa, pos ya ves que comprobación de la consola. La verdad es que el juego no me daba ganas ninguna de pillármela.
Sala de entrega de premios

Tras este Tonino se volvió loco por ir a ver el stand de Square-Enix, así que hicimos cola de nuevo para ver un video de los próximos lanzamientos de la compañía. Los japoneses están demasiado acostumbrados a esto, no había ninguno que no sacara nada para no aburrirse, y es que se veía la cola llena de Nintendo DS, PSP, y el resto con el móvil, mientras uno los observaba aburrido. Tras esperar entramos en el teatro que tenían montado, donde había un montón de personal atento a que no sacaras ni una imagen de los videos, y es que si hay algo que no me a gustado del Tokyo Game Show es la prohibición a la hora de grabar todo, y las fotos lo mismo, por eso veréis pocas fotos en las crónicas, las pocas que hice y que me salieron bien están colgadas. En resumen el video de Square-Enix fue …un pastel, amos.
Stand SQUARE-ENIX
Al salir fuimos dirección al otro pabellón, allí en medio de los dos había unas chicas disfrazas que posaban para una gran cantidad de tíos con cámara en mano, pero no simples cámaras de fotos, cámaras de profesionales. Yo mientras me acercaba grabando, un tío se me acerco y me prohibía grabarlas, me dijo que debía esperar mi turno, y es que los pavos estaban haciendo cola para hacer fotos, solo tienen un nombre, enfermos.
Cuadro de Devil May Cry 4

Volvimos a entrar en el pabellón inicial, y allí probamos el DOA Extreme, el juego de volley, un autentico infierno del todo, no llegue a tocar ni una bola, solo en el saque, y el de motos acuáticas más o menos parecido, en ambos me sentía como un novato con el mando de la consola.

Tras estar dando vueltas arriba y abajo del stand decidí hacer cola para jugar al Blue Dragon, donde se anunciaba en un cartel que tardaría unos 190 minutos, algo que no me hecho atrás, ya que no veía nada mas destacable que este juego en el recinto, aparte de Wii, pero como no era jugable….

Stand XBOX 360

Mientras hacia cola todo solano conocí a un chico de Barcelona, con el cual estuve hablando del mundillo del videojuego, y de nuestra estancia en Japón, etc, así es como pasamos un rato de esa eterna espera. Tras eso Chuck me encontraría en la cola, y después vendría Tonino. Los dos se irían a ver el video del 360 para ver si les tocaban al salir unas camisetas del Blue Dragon, pero nada, no tendrían suerte, Tonino lo intento tres veces y nada, y Chuck una. Yo en cambio en la ultima media hora conocí a una chica muy maja, trabajaba en el stand de 360 organizando el tema de cuanta gente entraba en la sala. Me contó que estudiaba castellano y me comento que había visitado España y que le gustaría ir a Barcelona, muy maja ella.

Figura de Blue Dragon

Tras tres horas de cola, es decir que me pase la mayor parte del final de TGS en un sitio parado, entre en la sala para probar el Blue Dragon. El ambiente dentro de la sala era genial, tenían cascos al lado de cada una de las consolas, para que no perdieras detalle, y estuvieras como en casa, así podías jugar tranquilamente durante 15 minutos, y donde al salir te entregaban una figurita del juego de regalo.

Al salir me metí a ver el video de Xbox 360, donde me quede realmente impresionado con la introducción del Lost Odissey, de donde salí algo apenado por no haberlo jugado, y además tampoco conseguí la camiseta del sorteo. Así nos fuimos los tres a dar una vuelta, y poco después anunciaban el fin del TGS 06. Al salir del recinto nos acercamos a picar algo mientras la marea humana invadía las calles y la estación de tren, y después, aun con mucha gente esparcida y aglomerada por allí, conseguimos volver a Ningyocho.

Una vez llegamos nos pusimos en internet, a ver que se comentaba por ahí, y después a cenar algo, así es como termino el día que tanto habíamos esperado.

P.D: Fotos de las chicas del TGS en otra entrada que vendrá en unos días, esperar ansiosos

Etiquetas:

 
Escrito por Ibán Cortés el 10/13/2006 12:52:00 a. m. | Link a la entrada |


0 Comentarios:



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons(C) Only for play
Sistema de visitas utilizado
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Este blog ha sido diseñado especialmente para verse con Firefox, de no ser así es posible algunos desajustes

Get a firefox